• Página en construcción

  • Página en construcción

| ARTÍCULOS
Astauros no se hace responsable de las opiniones expresadas por los colaboradores en sus articulos.

A 100 años de la trágica jornada en que el toro “bailaor” segó la vida a este ícono del toreo como fue y sigue siendo José Gómez Ortega “Gallito”, siguen en liza de discusión Sus aportes a lo que ha dado en llamarse “Las bases del toreo moderno”, además de la visión que Aquel tuvo en su momento para la fiesta brava y todas las cruzadas que emprendió para que al espectáculo del toreo pudieran asistir un mayor número de aficionados, con mayores comodidades y a precios más accesibles.

Estaba de acuerdo con la implementación del peto a los caballos y desgraciadamente no alcanzó a ver el desarrollo de la lidia con esa innovación, además que propendía por una lidia más duradera y más armónica para lo cual se alineó con las características de un toro que permitiera ese lucimiento.

En fin, tenía claro un derrotero para el mejoramiento de la fiesta y atisbaba un horizonte mucho más amplio que el de muchos de Sus contemporáneos, Quienes además intentaron poner infinidad de palos en las ruedas de ese carro progresista en que ya estaba montado el Torero Sevillano.

La incertidumbre actual que rodea la fiesta brava, agravada por la pandemia, necesita de un Joselito (o Joselitos) que acodado en proa marque el rumbo a seguir y piense en la evolución y los cambios a realizar para adaptarse a la nueva realidad que enfrenta el mundo, el cual ya no será el mismo y por consiguiente el Toreo encontrará escenarios sociales y económicos totalmente diferentes.

Es hora de dejar atrás la inmovilidad y pensar en la evolución de la fiesta, es hora de decantar posiciones y asumir que la realidad puede desbordar cualquier concepto y opinión sobre la fiesta, es hora de reinventarse y dejar que las nuevas ideas fluyan para que el arte de Cuchares recupere Su gloria y esplendor.

Quizá este año no podamos ver de nuevo una corrida de Toros, ojalá que sí.  Queda la incertidumbre que ya no sea igual, y que en el tiempo de la pandemia los detractores hallan ganado terreno y nos arrinconen aún más.