• Página en construcción

  • Página en construcción

| ARTÍCULOS
Astauros no se hace responsable de las opiniones expresadas por los colaboradores en sus articulos.

 

La noticia de esta mañana se publicó en el Boletín oficial del estado español (BOE), donde establecen que se permitirán festejos Taurinos en la fase dos (2) de la pandemia en recintos abiertos con un 30% del aforo y un máximo de 400 espectadores.  Para la fase tres (3) el aforo permitido será del 50% y un máximo de 800 asistentes.

La distancia entre espectadores se fijó en seis (6) metros.

A todas luces, no hay manera de programar una corrida de toros en esas condiciones y la reanudación de la temporada sigue en vilo.

En Colombia, cuando aún no llegamos al pico de la pandemia y lo peor está por venir, el tema de los espectáculos públicos no tiene ninguna definición y será la reanudación del campeonato de fútbol el que marcará el derrotero a seguir para las actividades que congreguen un número considerable de Personas.

Ni los más optimistas vislumbran una temporada Taurina en Cali, cundiendo el pesimismo entre casi todos los aficionados, además que el tufillo anti-taurino se esparce cual covid maligno por entre una sociedad que cada día está más desinformada aunque nada en un mar de noticias y  publicaciones en medios virtuales. 

Es urgente hacer algo para sostener los festejos Taurinos, pues los mal llamados animalistas se frotan las manos viendo como la Tauromaquia muere por inacción e inanición .

Es hora de emprender aventuras y que la unión y solidaridad de los Taurinos deje ser solamente un rótulo para convertirse en un hecho real.

En España algunas ciudades están planteando la posibilidad de festejos con muy poco público pero con transmisión en vivo por televisión e internet.  

Acá en Colombia ya se hizo un ensayo y vienen dos más.

Ojalá se esté estructurando un nuevo tipo de negocio que dé de comer a todos y le traiga nuevamente al aficionado el placer de una corrida de toros.